Continúa la preparación para el Rally Dakar 2019, la competencia que arrancará del 6 al 17 de enero en Perú, será la edición 41 donde competidores de todo el mundo se arriesgarán a enfrentarse al duro desierto de este país, entre ellos estarán los manizaleños Mauricio Salazar Sierra y Mauricio Salazar Velásquez quienes competirán por tercera y cuarta vez respectivamente.

Para este mes Salazar Velásquez hará un entrenamiento físico en la zona de Urabá y Casanare, esto involucrará esfuerzo y resistencia, pero también trabajo mental para resistir los duros días del Dakar. Probablemente se puede pensar que maniobrar un vehículo en competencia no necesita preparación física, lo cierto es que los Salazar saben que si no acondicionan su cuerpo la batalla en el desierto será más dura.

Como parte del proceso de entrenamiento los pilotos tiene una estrategia y es prepararse por separado de acuerdo a los roles que desempeñan en su equipo, todo esto por el nuevo vehículo con el que competirán, una Amarok V6 de Volkswagen cuyo motor tiene mayor potencia y cilindraje lo que implica manejar con más velocidad y navegar de esa misma manera.

dav

Por esto, Velásquez arrancará la última semana de Octubre hacia el desierto peruano donde recibirá instrucción técnica para el manejo del vehículo y practicará a través de la arena y las dunas, mientras que Sierra continuará como copiloto del chileno Juan Carlos Vallejo en competencia en Noviembre.

Los manizaleños tiene dos metas muy claras para este Dakar, la primera continuar con su labor social de ayudar con la construcción de la sede propia para la Fundación Alejandra Vélez Mejía, la segunda terminar la carrera que se les escapó al inicio de este año por fallas técnicas y accidentes que sufrieron durante algunas de las etapas. Para el 2019 las expectativas son grandes y están seguros de que lo aprendido en el desierto años atrás será el trampolín para dejar el nombre de Colombia en alto y ondear la bandera de su patria en esta dura e incomparable competencia.