Las familias que disfrutan el placer de conducir y de viajar con plenitud de espacio tienen ahora al nuevo BMW 225xe, un BMW Serie 2 Active Tourer con eDrive que representa en el segmento una combinación sin parangón entre deportividad, economía y utilidad diaria.

Este modelo permite conducir sin generar localmente emisiones y, a la vez, sin renunciar al placer de conducir que significa estar al volante de un automóvil de la marca BMW. Además, combina la conducción eléctrica con una gran autonomía, extraordinaria funcionalidad y ejemplar utilidad diaria. La potencia del sistema completo del BMW 225xe es superior a la de los modelos de la competencia. Lo mismo sucede con el volumen de su maletero.

El BMW 225xe híbrido conectable combina BMW EfficientDynamics con confort, placer de conducir, tracción total, versatilidad y espaciosidad. Gracias a la combinación entre tecnología BMW eDrive y motor de combustión tres cilindros de 1.500 cc con BMW TwinPower Turbo, es posible conducir únicamente con el motor eléctrico, pero, a la vez, puede disfrutarse de un automóvil con una autonomía sin restricción alguna. El consumo combinado de 2,1 – 2,0 litros* a los 100 kilómetros (lo que corresponde a emisiones de CO2 por kilómetro de apenas 49 ̶ 46 gramos), marca un nuevo referente en el segmento.

Gracias a su tecnología de coche híbrido enchufable, el BMW 225xe permite conducir localmente sin generar emisiones y, a la vez, si se desea, también es posible realizar viajes largos. Por lo tanto, es un automóvil ideal tanto para el tráfico urbano, como también para realizar excursiones y viajes con la familia en los ratos de ocio.

Al igual que todas las variantes de la serie, también el BMW Serie 2 Active Tourer con eDrive convence por la espaciosidad de su habitáculo, sus numerosos detalles prácticos y la lograda ergonomía de sus mandos. La batería de ión-litio está montada debajo de la banqueta posterior. El motor eléctrico se encuentra debajo del piso del maletero. Por eso puede aprovecharse casi sin limitación alguna la totalidad del volumen del maletero.

Eléctrico, eficiente y dinámico.
En el caso de los modelos concebidos por BMW para viajar con la familia y utilizarlos en los ratos de ocio, el placer de conducir es tan importante como la utilidad diaria. A los mandos del BMW 225xe se puede disfrutar al máximo de la conducción.

Combinando BMW eDrive con el motor de gasolina TwinPower Turbo de BMW, ambas soluciones tecnológicas de BMW EfficientDynamics, se obtuvo un auto híbrido muy eficiente y dinámico, que armoniza a la perfección con la imagen de la marca BMW, porque permite una conducción muy dinámica, localmente sin emisiones nocivas con el motor eléctrico, y muy eficiente en distancias largas.

Gracias al motor eléctrico que actúa sobre el eje posterior y al motor de combustión que transmite su fuerza a las ruedas delanteras, se obtiene un sistema electrificado de tracción total xDrive que permite contar con una excelente capacidad de tracción, incluso si las condiciones meteorológicas son adversas.

El motor eléctrico, montado en la parte trasera, tiene una potencia de 88 CV que se aplica en las ruedas posteriores. Con este motor, la autonomía es de hasta 41 kilómetros. Considerando estas características, es el auto por elegir para conducir distancias cortas en la ciudad, pero también tramos de carretera y de autopista, ya que es capaz de alcanzar los 125 km/h únicamente con el motor eléctrico.

Tracción delantera, tracción trasera o tracción total electrificada xDrive.
Si se opta por conducir trayectos más largos y a velocidades mayores, se dispone del motor de gasolina de tres cilindros que sube fácilmente de revoluciones, dotado de la tecnología BMW TwinPower Turbo y que tiene una potencia de 136 CV. El motor de combustión transmite su potencia a las ruedas delanteras a través de una caja Steptronic de seis marchas. Este propulsor brilla por la sedosidad de su funcionamiento y, además, por su considerable par motor de 220 Nm. Con este propulsor, la velocidad punta del coche es de 202 km/h.

Si el conductor acelera con fuerza, ya sea desde 0 km/h o para adelantar a otros coches, se aprovecha la potencia de ambos motores, que suma 165 kW/224 CV, y el par máximo total de 385 Nm. Al acelerar de 0 a 100 km/h, transcurren 6,7 segundos.

El sistema híbrido del BMW 225xe permite disponer de un sistema electrificado de tracción total xDrive, igual que aquel del BMW i8. Al acelerar, el generador de arranque de alto voltaje conecta el motor de combustión de manera casi imperceptible, sin que se produzca un corte de la fuerza de tracción.

El elemento de mando del sistema eDrive, que se encuentra en la consola central, permite activar tres modos de conducción, además de los modos SPORT, COMFORT y ECO PRO que se activan con la conocida tecla de la función Driving Experiencie Control de BMW. Concretamente, se trata de los siguientes modos adicionales: AUTO eDRIVE, MAX eDRIVE y SAVE BATTERY.

AUTO eDrive es el ajuste básico que se activa cada vez que se pone en marcha. Este modo garantiza una coordinación óptima entre el motor de combustión y el motor eléctrico en cualquier situación, y permite alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h conduciendo únicamente con el motor eléctrico.

Con MAX eDrive, puede alcanzarse una velocidad punta de 125 km/h utilizando únicamente el motor eléctrico.

SAVE BATTERY, por su parte, mantiene el nivel de carga de la batería de alto voltaje, o bien se encarga de cargar la batería durante la conducción por encima del nivel de 50 por ciento, si la carga inicial de la batería fue baja. Esta función es útil si es recomendable recurrir a la conducción eléctrica posteriormente, por ejemplo, en el tráfico urbano.

También BMW ConnectedDrive ofrece ventajas en relación con el consumo. En el caso del BMW Serie 2 Active Tourer con eDrive, se agrega la función de gestión previsora de la energía, para aprovechar de la manera más eficiente posible el sistema híbrido enchufable, considerando la distancia que se conducirá y las características del trayecto.

La batería de ión-litio de alto voltaje con una capacidad de 7,6 kWh (bruta) del modelo híbrido enchufable BMW Serie 2 Active Tourer con eDrive, no solamente puede recargarse mientras el coche está en movimiento mediante el sistema de recuperación de energía de frenado; la recarga también puede hacerse conectando el coche a una toma de corriente doméstica cualquiera, o bien, opcionalmente, a una BMW i Wallbox (si la batería de alto voltaje está completamente descargada, la operación de carga dura tres horas y quince minutos o, respectivamente, dos horas y quince minutos, según la toma de corriente seleccionada). La energía interna utilizable por el cliente es, en este caso, de 5,8 kWh.

Los componentes eléctricos del sistema propulsor, incluyendo la batería de alto voltaje y el motor eléctrico, se fabrican en la planta de BMW de Dingolfing. El BMW 225xe se fabrica en serie en la planta de Leipzig desde el año 2015.

Como toda la gama de vehículos BMW, la marca garantiza por 2 años sin límite de kilometraje, además de 5 años o 60,000 km de mantenimiento incluido. Asimismo, su batería de alto voltaje es respaldada por 8 años o 100.000 km de garantía.

El BMW Serie 2 ActiveTourer híbrido conectable (225xe) llega a Colombia a un precio de $124.900.000 incluyendo el cargador Wallbox.
.