Bridgestone, líder mundial en la fabricación de llantas y otros productos diversificados, ha desarrollado con éxito el primer polímero del mundo que integra caucho y resina a nivel molecular. Este nuevo polímero destaca por una durabilidad sin precedentes, gracias a que ofrece una resistencia 5 veces mayor a la formación de grietas; 2.5 veces mayor a la abrasión y 1,5 veces superior a la tracción habitual, con respecto del caucho natural, que de por sí, es más resistente que el caucho sintético.

El polímero recién desarrollado, llamado HSR por sus siglas en inglés (High Strength Rubber, o Caucho de Alta Resistencia), es un material híbrido que integra a nivel molecular componentes del caucho sintético como el butadieno y el isopreno con componentes de la resina como el etileno, mediante el innovador catalizador de gadolinio (Gd) patentado por Bridgestone. Este logro ha sido posible tras llevar a un nuevo nivel las tecnologías de catálisis del gadolinio, obteniendo como resultado un material de última generación capaz de combinar la flexibilidad del caucho con la dureza de la resina.

El HSR presenta unos niveles de durabilidad y resistencia a la abrasión capaces de mejorar a los del caucho natural. Esto hace del HSR un prometedor material, con el potencial necesario para crear llantas que alcancen los niveles de rendimiento requeridos, pero empleando menos materiales.

Ante esto, Bridgestone prevé que el HSR se convierta en un poderoso activo en el cumplimiento de su objetivo para trabajar con materiales 100% sostenibles, establecido en la visión ambiental de la empresa a 2050.

A fin de mantener su compromiso por contribuir a la creación de una sociedad sostenible y, al mismo tiempo, atender las diversas necesidades de sus clientes, Bridgestone seguirá estudiando a fondo la posibilidad de utilizar el HSR en otros productos además de las llantas.