Operar en armonía con el medio ambiente, valorar los recursos naturales y reducir las emisiones de dióxido de carbono, hacen parte del compromiso global de Responsabilidad Social Empresarial de Bridgestone, líder mundial en la fabricación de llantas y otros productos diversificados. Por ello y con el propósito de que los conductores colombianos tomen conciencia de su impacto en el medio ambiente, la compañía presenta diversos consejos que les ayudarán a tener una conducción más ecológica:

Vehículos que hacen la diferencia
Adquirir un vehículo con dimensiones adecuadas a las necesidades particulares, contribuye al ahorro del combustible, así como a una mejor movilidad de las ciudades. Asimismo, los vehículos eléctricos o híbridos también son una gran opción y cada día son más asequibles en nuestros mercados.

Planificación de los viajes
Planear bien los trayectos permite llegar al destino de una forma más rápida, eficiente y segura; contribuyendo así, a la reducción de emisiones contaminantes innecesarias. Además, si se trata de desplazamientos cortos, se puede optar por realizarlo a pie, utilizar la bicicleta o el transporte público.

Comprobar con frecuencia la presión de las llantas
Una presión de inflado óptima, reduce la resistencia al rodamiento, aumentando el rendimiento del mismo y, por ende, genera una menor emisión de gases contaminantes. Asimismo, si se conduce con la presión de las llantas inferior a la recomendada por los fabricantes, se incrementa el consumo combustible.

Utilizar las llantas correctas
Contar con las llantas correctas en los vehículos, que ofrezcan menor resistencia sobre el suelo sin perder la adherencia al mismo, contribuye al ahorro de combustible. Las llantas son las responsables, en promedio, del 20% del consumo de combustible y por ello es muy importante elegir las llantas adecuadas, verificar que estén en buenas condiciones y que cuenten con las mejores características de soporte, durabilidad, resistencia y seguridad.

Arrancar el vehículo de forma adecuada
Lo más recomendado es que una vez que se inicie la marcha, se haga con una conducción lenta, lo que también contribuye al rendimiento del combustible. Es importante considerar que los vehículos modernos ya no requieren que se haga un calentamiento previo al arranque, excepto en condiciones de frío extremo.

Aire acondicionado sólo cuando sea necesario
El aire acondicionado utiliza una gran cantidad de energía del vehículo, por eso, en zonas de velocidad limitada, es preferible abrir las ventanas del vehículo; sin embargo, en zonas de mayor velocidad, como en carretera, se recomienda utilizar el aire acondicionado, evitando que sea a una temperatura excesivamente baja.

Con estos sencillos pero efectivos consejos, Bridgestone busca poner de su parte para que los colombianos puedan tener una conducción cada vez más respetuosa con el medio ambiente, y reitera su compromiso por ser una empresa social y ambientalmente responsable.