Jaguar ha desarrollado dos vehículos de rally convertibles F-TYPE, con pautas de diseño de la edición especial F-TYPE Checkered Flag, para continuar con la celebración de 70 años de herencia de autos deportivos desde que se reveló el XK 120 en 1948.

Los vehículos de rally F-TYPE únicos también rinden homenaje al legendario Jaguar XK 120 registrado ‘NUB 120’ que, a principios de la década de 1950 en manos de Ian Appleyard, completó tres rallies alpinos consecutivos sin incurrir en un solo punto de penalización, y ganó El RAC y el Tulip.

Ambos F-TYPE convertibles de especificación de rally están propulsados por el motor de gasolina Ingenium de 2.0 litros cuatro cilindros de 300 cv de Jaguar. Con las modificaciones supervisadas por el equipo de diseño e ingeniería de Jaguar, ambos vehículos fueron construidos de acuerdo con las especificaciones de la FIA, con frenos y suspensión completamente mejorados equipados con una jaula protectora, asientos para carreras con arnés de seis puntos, cápsula de luz montada en el capó y extintor de incendios.

“La oportunidad de diseñar un vehículo de rally no aparece muy a menudo, así que me fascinó ver cómo podríamos llevar nuestro moderno carro deportivo a un paisaje similar. Estos modelos son un homenaje adecuado al XK 120 y a todos los grandes vehículos deportivos Jaguar desde su presentación hace 70 años, incluida la última edición limitada F-TYPE Checkered Flag.” Expresó Ian Callum, Director de Diseño de Jaguar.

Los F-TYPEs de rally presentan mejoras en los frenos, la suspensión y el tren motriz, incluida la adición de discos ranurados con calibradores de cuatro pistones en la parte delantera y trasera. Los amortiguadores de competición hechos a mano y los resortes más suaves aseguran que los autos de alto rendimiento se puedan conducir de manera plana en etapas de rally en bruto. Los amortiguadores ajustables de tres vías permiten ajustar los vehículos para diferentes superficies y cuentan con cojinetes esféricos para mayor precisión. Con llantas para deportes de motor específicamente para uso en grava, un diferencial de deslizamiento limitado mejora la entrega de potencia en superficies sueltas, mientras que un freno de mano hidráulico ayuda a los conductores a hacer frente a las curvas.

Los modelos de celebración se pusieron a prueba en el estadio Walters Arena, en el sur de Gales, para demostrar sus credenciales de rendimiento y ahora asistirán a una serie de eventos de Jaguar en los próximos meses.

Los diseños de los vehículos de rally se inspiran en el diseño de la nueva edición limitada F-TYPE Chequered Flag, que presenta una gama de mejoras visuales exteriores sutiles, como las exclusivas ruedas Gloss Black de 20 pulgadas con un acabado Diamond Turned y un techo Black Contrast en la versión Coupé. En el interior cuenta con asientos de rendimiento con cuero Ebony Windsor, reposacabezas de bandera a cuadros en relevo y un acabado de consola central de aluminio cepillado oscuro.