El nuevo BMW M5 lleva el dinamismo de conducción a otra dimensión. Como novedad en la sexta generación de esta berlina de altas prestaciones encontramos el sistema de tracción a las cuatro ruedas M xDrive, específico de M. Este sistema de tracción no solo le permite al BMW M5 alcanzar nuevas cotas de rendimiento dinámico, sino que además destaca por su practicidad en el día a día y proporciona un equilibrio supremo en todas las situaciones de conducción.

Frank van Meel, presidente del consejo de administración de BMW M GmbH, relata los beneficios de la pionera tecnología usada en el tren de tracción del nuevo BMW M5: “Gracias a M xDrive, el nuevo BMW M5 puede conducirse con la mezcla familiar de deportividad y precisión sin igual tanto en circuito como en carretera abierta, y, a su vez, deleitar a los conductores con su estabilidad direccional y capacidad de control significativamente mejoradas para poder conducir al límite de sus prestaciones en condiciones adversas como en mojado o nieve.”

Por un lado, la capacidad del vehículo para su uso cotidiano y, por otro, el puro placer de conducir y el magnífico rendimiento en circuito se logran gracias a la función de control inteligente central del sistema M xDrive. Al arrancar el motor, el nuevo BMW M5 se encuentra en modo de tracción a las cuatro ruedas (4WD) con el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) activado. El conductor puede entonces modificar las características de manejo del BMW M5 activando varios modos de conducción dinámica, entre otros, un modo de tracción trasera sin DSC. En este modo de tracción a dos ruedas, el nuevo BMW M5 permite a los conductores experimentados disfrutar de un placer de conducir en estado puro.

Bajo el capó del nuevo BMW M5, trabaja a pleno ritmo la última y más avanzada versión del motor V8 de 4,4 litros con tecnología M TwinPower Turbo. La potencia de 441 kW (600 CV) y el par máximo de 750 Nm prometen una aceleración extraordinaria y un rendimiento formidable. La unidad V8 Twin Turbo propulsa al nuevo BMW M5 de 0 a 100 km/h en tan solo 3,4 segundos, por ejemplo. De transmitir esta potencia se encarga el cambio M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic, que se alía con el sistema M xDrive para traducir la potencia de este motor de alto régimen con turbocompresión a la carretera y lograr un efecto óptimo en todas las situaciones de conducción. El resultado de todo esto es que el nuevo BMW no solo es el más rápido de todos los modelos M5 fabricados desde 1984, sino también el más ágil.

Potencia de tracción sublime y comodidad de cambio suprema.
Después de una revisión a fondo, el motor V8 de 4,4 litros con tecnología M TwinPower Turbo es ahora más potente que nunca. El motor de alto régimen del nuevo BMW M5 ofrece una potencia excepcional de 441 kW (600 CV) a 5.600-6.700 rpm, mientras que el extraordinario par máximo de 750 Nm está disponible desde solo 1.800 rpm y sigue siendo constante hasta las 5.600 rpm. Se puede modificar la configuración del motor con solo pulsar un botón desde el ajuste básico Efficient hasta Sport o Sport Plus, lo que da, como resultado, una respuesta aún más rápida a los movimientos del acelerador.

Los ingenieros de M han aplicado una serie de mejoras para dotar al V8 de tecnología Twin Turbo con sus extraordinarias capacidades de rendimiento. Entre estas mejoras, una tecnología de turbocompresión de nuevo desarrollo y una mayor presión de inyección máxima de 350 bar. Esto permite unos tiempos de inyección más cortos y una mejor atomización del combustible para lograr una respuesta más aguda del motor, así como una preparación más eficiente de la mezcla. También se han mejorado los sistemas de lubricación y refrigeración, ya que se ha incluido un cárter de aceite con un pequeño depósito delantero y un sistema de refrigeración de aire por carga indirecta, que es más eficaz que los equivalentes del modelo anterior a pesar de ocupar menos espacio. El sistema de suministro de aceite utiliza una bomba de control por mapa totalmente variable y ha sido diseñado para su uso en circuito, donde se pueden generar niveles muy altos de aceleración longitudinal y lateral.

En el nuevo BMW M5 también se han realizado modificaciones al colector de gases de escape con dos filas de cilindros. Gracias a ello, se optimiza la transmisión de la energía desde el flujo de gases de escape a los álabes de la turbina de los dos turbocompresores y se garantiza el mejor ciclo de intercambio de gases posible. Al instalar un sistema de resonancia Helmholtz entre los dos silenciadores del sistema de escape doble, los ingenieros M han logrado reducir su peso. El sonido del sistema de escape controlado por aletas varía dependiendo del modo seleccionado según las características del motor, mientras que el botón M Sound Control también permite a los conductores del nuevo BMW M5 atenuar su presencia acústica.

La potencia del motor V8 Twin Turbo se traslada a la carretera mediante el nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas M xDrive. El sistema M xDrive, que presenta una configuración con una carga mayor sobre el tren trasero aplicada de una forma extraordinaria, permite a las ruedas delanteras entrar en juego cuando las ruedas traseras no son capaces de transmitir más potencia a la carretera y se requiere una fuerza de tracción adicional. El nuevo BMW M5 con M xDrive se comporta de forma especialmente deportiva y ofrece una gran potencia; el conductor puede controlarlo con facilidad, abriendo así el camino a la posibilidad de vivir una experiencia aún más intensa en esta berlina ejecutiva con unas prestaciones extraordinarias.

Tecnología de chasís superior
El objetivo del equipo responsable de ajustar el bastidor del BMW M5 fue el de lograr un dinamismo de conducción inmejorable con la máxima estabilidad direccional. Como es habitual para BMW M GmbH, el ajuste tuvo lugar, en parte, en el propio circuito de carreras de la compañía en Miramas, en el sur de Francia, así como en el circuito de pruebas más duro del mundo, Nürburgring Nordschleife.

La maniobrabilidad precisa y ágil que los conductores esperaban de las generaciones anteriores del BMW M5 se ha optimizado para este nuevo vehículo. Las necesidades específicas de los conductores se satisfacen gracias a la amplia gama de opciones para configurar el vehículo, entre otras: M xDrive, el cambio M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic, el Control de Variable de Amortiguación específico de M (con tres modos de conducción: Comfort, Sport y Sport Plus) con amortiguadores controlados electrónicamente y dirección M Servotronic (con tres modos de conducción: Comfort, Sport y Sport Plus).

Una de las prioridades al ajustar el bastidor del nuevo BMW M5 era lograr un comportamiento neutro de la dirección, incluso en circulación por límites dinámicos. Un factor importante aquí es la acumulación lineal de cargas transversales en toda la gama de aceleración lateral. Independientemente de cuál sea la situación de conducción, la dirección electromecánica M Servotronic suministra exactamente la cantidad correcta de par de dirección. Esto garantiza que el nuevo BMW M5 cuenta con una dirección exacta y precisa, y su respuesta siempre será evidente. Además, el vehículo es ideal para conducir largas distancias, además de ser fantástico en ciudad y en viajes cortos gracias a la baja fuerza aplicada a la dirección necesaria para maniobrar y aparcar.

Los neumáticos que el BMW M5 incluye de serie (275/40 R 19 en la parte delantera y 285/40 R 19 en la parte trasera) se han seleccionado de forma especial. Están montados sobre llantas de aleación ligera de cinco radios dobles en Orbitgray pulido (delante: 9,5J x 19; detrás: 10,5J x 19). De forma opcional se ofrecen las llantas de 20 pulgadas de siete radios dobles en negro o negro pulido (delante: 275/35 R 20; detrás: 285/35 R 20). Todos los neumáticos llevan el símbolo de velocidad ZR, lo que los hace adecuados para la velocidad máxima de 305 km/h que alcanza el nuevo BMW M5 con el paquete M Driver (versión de serie: 250 km/h).

El nuevo BMW M5 viene equipado con frenos BMW M Compound de serie: al ser significativamente más ligeros que los elementos de hierro fundido convencionales, estos permiten reducir las masas no suspendidas. En la parte delantera, la fuerza de frenado se aplica a los discos de freno autoventilados y perforados, que llevan pinzas fijas de seis pistones y son de color azul con el logotipo M. En la parte trasera, la desaceleración se consigue mediante los frenos de pinza flotante de un solo pistón, también en azul, con freno de estacionamiento integrado.

Diseño deportivo M con distinción
Al igual que todos los modelos que salen de la sede de BMW M GmbH en Garching, su diseño es específico de M y basado en la función. Por ejemplo, el recién diseñado paragolpes delantero, con sus entradas de aire de mayor tamaño, tiene la tarea de mantener los sistemas de refrigeración y los frenos suficientemente alimentados con aire de refresco, incluso en su exhaustivo uso en circuito. El vehículo presenta una anchura de vía mayor que su predecesor, y los paneles laterales delanteros (fabricados en aluminio para ahorrar peso) llevan las características branquias M.

El capó, cuyas líneas precisas esculpen una imagen precisa y se extienden visualmente hacia la forma del techo, también está fabricado en aluminio. En un BMW M5, el techo está fabricado con un plástico extremadamente ligero, de alta resistencia y reforzado con fibra de carbono (CFRP).

El aspecto del difusor trasero también se ha rediseñado por completo. Junto con los faldones laterales, el faldón trasero M y el alerón trasero M confieren al BMW M5 un aspecto deportivo, y los retrovisores exteriores presentan un diseño dinámico y específico para M. La toma de aire central con forma hexagonal situada en la parte delantera no solo está claramente separada de las entradas de aire laterales, sino que, como otro ejemplo de que la forma sigue a la función, también incorpora el sistema de refrigeración del aceite.

El interior se centra directamente en el conductor; aquí, el lema principal es el control absoluto en cualquier situación de conducción. A su vez, el BMW M5 ofrece espacio para hasta cuatro pasajeros, un maletero de grandes dimensiones y un excelente confort de marcha. Como vehículo deportivo de altas prestaciones y berlina ejecutiva en uno, combina lo mejor de ambos mundos.

Equipamiento para Colombia
Propulsión y tren de rodaje
Cilindrada (c.c.): 4.395
Cilindros – Válvulas por cilindro: 8 en V – 4
Potencia nominal (hp/rpm): 600 @ 5.600
Par motor Máximo (Nm/rpm): 750 / 1.800
Velocidad Máxima (km/h): 250
Aceleración 0-100km/h: 3.4
Tanque de combustible (gal): 18
Emisiones de CO2 (g/km): 242
Peso (kg): 1.855

Dimensiones
Alto (mm): 1.473
Ancho (mm): 1.903
Largo (mm): 4.966
Despeje al suelo (mm)**: 132

Otros
Caja de cambios: Automática de 8 velocidades con M Steptronic y Drivelogic
Tipo de combustible: Gasolina Extra
Volumen de baúl (l): 530