Este viernes 28 de septiembre habrá ‘Fiebre de Motores’ en el Autódromo de Tocancipá. Se trata de una jornada de mucha intensidad, con prácticas y competencias en diferentes modalidades, pero con un mismo propósito: mantener activa la pasión por este deporte y su esencia que es la velocidad.

Muy temprano entra en escena el Track Day, una manera muy técnica de probar autos y estimar las capacidades de conducirlos a determinadas velocidades, contando con la asesoría de pilotos expertos y de reconocida trayectoria, provenientes en su mayoría de la Escuela de Pilotos Renault del Club Los Tortugas, así como de los campeonatos locales que cursan en esta pista.

La única condición es llegar con su auto a las 8 de la mañana al autódromo, inscribirse y comenzar a disfrutar de una experiencia inolvidable y cargada de emociones hasta las 2 de la tarde. La organización admite todo tipo de vehículos.

Luego, de 2 a 8 de la noche, la pista será ocupada por un Test & Tune, exclusivo para quienes viven la velocidad en toda su expresión. Es una competencia de piques, solo para carros con tiempos menores a 16 segundos, en la que los pilotos podrán probar sus vehículos durante 4 horas, hacer ajustes en su contenido y picar cuantas veces lo estime.

Y desde las 8 de la noche la pista queda habilitada para recibir la numerosa grilla de los piques nocturnos, en la cual tienen cabida todo tipo de vehículos, sin ninguna restricción, jornada que va hasta la media noche.

Así las cosas, este viernes será un día de mucha actividad, de rugir de motores y de grandes enseñanzas para los interesados en seguir creciendo en este apasionante mundo del automovilismo deportivo.