Cuando un ciclista busca encontrar una ruta sin tráfico puede resultar bastante difícil, pues es riesgoso apartar la vista del camino para echarle un vistazo a las aplicaciones de navegación. En este sentido, Un grupo de empleados de Ford, entusiastas del ciclismo, inventaron una prenda única que permite a los ciclistas orientarse más fácilmente y señalizar su presencia a los demás vehículos, al mismo tiempo que están conectados a una aplicación.

“En Ford, queremos ayudar a que las personas se muevan en las ciudades con más seguridad, confianza y libertad “, comentó Tom Thompson, jefe de proyecto del equipo de “Ford Smart Mobility”. “El concepto de chaqueta inteligente nos ayuda a comprender mejor cómo los diferentes actores que forman parte del ecosistema de la movilidad urbana -ciclistas, coches y peatones- pueden coexistir mejor a través de la aplicación de tecnologías inteligentes y cómo podemos aplicarlo para ideas futuras.”

Este prototipo de chaqueta inteligente cuenta con mangas que se iluminan para señalizar cuando los usuarios planean girar a la derecha o a la izquierda. La chaqueta inteligente tiene conectada de forma inalámbrica un Smartphone y una aplicación de navegación para bicicletas que hace vibrar la manga para que el usuario sepa por dónde ir, utilizando mejores rutas.

Finding the way through busy streets on two wheels can be daunting and for cyclists who take their eyes off the road to glance at navigation apps, this can also increase risk – both for them and for other road-users and pedestrians.

Con este prototipo creado por Ford, ya no es necesario que los ciclistas quiten los ojos del camino o las manos del manubrio para consultar la pantalla de su smartphone. Las interfaces acústicas y de tacto permite que los usuarios contesten llamadas, reciban mensajes y sigan las indicaciones del navegador. La chaqueta también integra una luz de freno parpadeante.

El apasionado equipo de ciclistas que desarrolló la chaqueta y que la ha probado en su trayecto diario en bicicleta a las oficinas de “Ford Smart Mobility Innovation” en Londres se encarga de investigar el reto de la “última milla”. Se refiere a la última etapa de un viaje, no sólo en el contexto de un viaje personal, sino también se refiere a la entrega de mercancías y servicios en entornos urbanos con tráfico denso. Este tramo se asocia generalmente a un mayor costo y complejidad.
El prototipo de chaqueta inteligente se enmarca dentro de la campaña “Share the Road” de Ford, cuyo objetivo es fomentar una mayor armonía y empatía entre los conductores y los ciclistas. Las bicicletas son cada vez más populares en los entornos urbanos para ir al trabajo, el tiempo libre y el reparto de mercancías y servicios.

Desarrollado con los especialistas en ropa para ciclismo urbano Lumo y los expertos en software de movilidad Tome, el prototipo de chaqueta inteligente destaca el enfoque colaborativo de Ford hacia la innovación. Otras características avanzadas en desarrollo permitirían a los usuarios comerciales acceder a llamadas y mensajes telefónicos mediante gestos con las manos y comandos de voz.

El uso de audífonos de conducción ósea evita bloquear sonidos provenientes de los peatones y otros usuarios de la carretera, como podrían hacer los audífonos tradicionales, enviando el sonido al oído interno a través de vibraciones a la mandíbula.

Por ahora, la chaqueta inteligente sigue siendo un prototipo. Sin embargo, Ford está en proceso de obtención de la patente que podría ser desarrollada en el futuro o licenciada a otras empresas, junto con la aplicación y los conocimientos técnicos complementarios.