Usualmente, la tecnología es utilizada por los deportistas más importantes para mejorar su juego o asegurarse que sus movimientos más reconocidos sean replicados de la mejor manera posible en los videojuegos, ahora está siendo utilizados en la línea de producción de vehículos.

Empleados de la planta de Ford Valencia, en España, están utilizando un traje especial equipado con avanzada tecnología que sigue los movimientos corporales. El programa piloto, creado por Ford y el Instituto Biomecánica de Valencia, ha involucrado a 70 empleados de 21 áreas distintas.

La tecnología de movimiento del jugador generalmente registra como los atletas corren o se dan vuelta, lo que proporciona a los desarrolladores de video juegos a desbloquear el potencial de los deportistas más reconocidos tanto en el mundo real como en el virtual. Ford está utilizando esta tecnología para diseñar ambientes de trabajo menos estresantes físicamente y mejorar la calidad de producción.

“Se ha probado que, utilizando esta tecnología en el campo de juego, pequeños ajustes en la forma en que los jugadores se mueven puede ser muy beneficioso”, afirmó Javier Gisbert, Gerente de Área de Producción de Ford España. “Para nuestros empleados, los cambios en el área de trabajo utilizando tecnología similar puede asegurarles que, aunque sea un día muy largo, pueden trabajar de una manera cómoda.”

El traje lleva 15 sensores de luz que siguen el movimiento del cuerpo de la persona, en especial la cabeza, el cuello, hombros y extremidades. Se graba el movimiento con cuatro cámaras especiales, similares a las utilizadas en los videojuegos, ubicadas cerca de la persona y captura los movimientos para recrear una animación 3D. 2 Ergonomistas especialmente entrenados utilizan la información generada para ayudar a los empleados a alinear su postura de manera correcta. Las medidas tomadas por el sistema, como por ejemplo la altura o largo del brazo del empleado, son utilizadas para diseñar las estaciones de trabajo, por lo que se adaptan mejor a los empleados.

Ford está considerando expandir este sistema a sus otras instalaciones de fabricación en Europa. Forma parte del objetivo de la compañía de reducir los riesgos de lesiones a nivel mundial a través de la introducción de tecnologías ergonómicas y cambios en los procesos impulsados por la información adquirida.