La victoria de Carlos Sainz en el Dakar 2018 al volante del Peugeot 3008 DKR, es una de las mejores muestras del espíritu aventurero que, entre las dunas y los tramos del rally más duro del mundo, ponen como gran protagonista al Grip Control: un selector de terreno patentado por el Grupo PSA que se convierte en una alternativa electrónica que logra optimizar la motricidad en condiciones de baja adherencia sin cargar con los consumos y costos que implica un vehículo 4X4.

El Grip Control es utilizado por los vehículos de la marca que participan en las competencias más grandes del mundo y que implican una exigencia máxima para sobrepasar todas las adversidades que puedan presentarse en los más de 9.000 Km que se recorren en cada carrera. Pero este sistema no sólo está presente en los carros de competencia; en Colombia viene vinculado al Peugeot 5008, 3008 y 2008, vehículos estrella de la marca que hacen parte del segmento SUV de la firma francesa.

Si bien cotidianamente los vehículos no estarán expuestos a las condiciones extremas que ofrecen trayectos como los del Dakar, los múltiples terrenos de la geografía colombiana son los ideales para el funcionamiento del Grip Control, por eso Peugeot brinda a sus clientes esa solución tecnológica que despierta el espíritu aventurero y que renuncia a su utilización solamente sobre el asfalto.

¿Cómo funciona el Grip Control?

El sistema Grip Control actúa sobre las ruedas delanteras independientemente del tipo de terreno, pero deja que sea el conductor el que controle la forma de funcionamiento. Es decir, puede dejar que actúe de modo inteligente o mediante el mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles. Éstos limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno.

Además, El Hill Assist Descent Control (HADC) es la función que completa el sistema y ayuda a los descensos permitiendo el control perfecto y seguro del vehículo y su trayectoria en pendientes muy inclinadas.

¿Cuáles son los modos que incluye el Grip Control?

– Standard: Comprende las condiciones de carretera normales, sin problemas de adherencia.

– Nieve: Adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas delanteras a las condiciones de adherencia existentes. Cuando el vehículo supera los 50 Km/h. el sistema pasa automáticamente al modo “Standard”.

– Barro: Permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como barro, lodo o pasto húmedo. En esta opción se asegura el arranque del vehículo bajo las condiciones existentes y se transfiere la potencia máxima a la rueda que más adherencia tenga, permitiendo que haya un diferencial de deslizamiento limitado.

– Arena: Mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta a 120 Km/h y cambia a modo “Standard” si se supera esa velocidad.

– ESP Off: Brinda al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control y gestionar la motricidad de manera autónoma.