Hankook Tire, el fabricante de llantas premium, vuelve a apostar en el Salón del Automóvil de Essen de este año y presenta dos conceptos futuristas, Aeroflow y Hexonic. El proyecto de innovación iniciado junto con el Royal College of Art de Londres en el marco del “Design Innovation” de Hankook de este año se desarrolló bajo el lema “Extending Future Life beyond Mobility”.

La función de los estudiantes participantes fue desarrollar un nuevo concepto de llantas para vehículos autónomos, creando así una experiencia totalmente nueva para la movilidad del futuro. Los criterios de evaluación para elegir al ganador fueron, entre otros, el atractivo para los usuarios, el diseño y el empleo de principios técnicos convincentes.

Hankook concept tyre Aeroflow

“Este proyecto forma parte de nuestros esfuerzos por encontrar soluciones creativas y eficientes para la conducción del futuro”, declara Klaus Krause, director del centro de investigación y desarrollo europeo en Hankook. “Nos alegramos de poder volver a presentar contribuciones creativas que muestran el concepto de pensar “fuera de lo común” que también promovemos entre nuestros empleados. El proyecto ya ha contribuido en los últimos años al desarrollo de neumáticos innovadores. Sin duda alguna continuaremos desarrollando nuevas visiones que van más allá de los límites de los neumáticos y de la movilidad de actual”.

“HEXONIC” es un concepto de llanta inteligente para vehículos autónomos de movilidad compartida. El diseñador consideró los vehículos completamente autónomos sin conductor como estándar para las ciudades del futuro y desarrolló un neumático para vehículos de uso compartido. Lo determinante para la experiencia de conducción es la comodidad de los pasajeros. Hexonic ayuda al vehículo a ofrecer la máxima comodidad durante la marcha escaneando y analizando la calzada en tiempo real con siete sensores separados por la banda de rodadura del neumático. Así, registra las condiciones de la carretera, tales como adherencia, temperatura y estado del revestimiento, y adapta debidamente la banda de rodadura de la llanta.

“AEROFLOW” es una llanta concebida para su empleo en el automovilismo para lograr una carga máxima aerodinámica. Para ello, la rueda se ensanchó con una banda de rodadura separable, optimizando así el agarre del neumático. Las ruedas se equiparon con álabes de turbinas para absorber el aire durante la marcha y generar a partir de ahí una carga aerodinámica adicional si fuera necesario. Lo que hace tan de exclusivo al proyecto es que el diseño centra su atención en la carga aerodinámica, la cual normalmente no se tiene en cuenta en el desarrollo de las llantas.

Tras el estreno europeo en el Salón del Automóvil de Essen, los conceptos de neumáticos premiados se presentarán en otros salones europeos.