Como si se tratara de un Triage, los camiones y buses ingresan a los centros de servicio HINO, y se verificar el estado del vehículo. Este diagnóstico, realizado por técnicos profesionales de la marca, determina si el automotor necesita un procedimiento adicional para dejarlo al día en términos generales de funcionamiento.

La revisión es gratuita e incluyen un escáner del sistema electrónico del vehículo, ajuste del freno de estacionamiento y el embrague, limpieza del filtro de cabina, verificación de fluidos líquidos y luces entre otros aspectos.

“El mantenimiento de los vehículos debe ser una prioridad con el fin de prolongar la vida útil del automotor. Elegir un servicio especializado que garantice los máximos estándares de calidad para el cuidado de un bus o camión, es la mejor inversión. La invitación es para que los transportadores de Colombia aprovechen esta iniciativa y conozcan el estado de su herramienta de trabajo”, comenta Juan Patiño, gerente de servicio posventa de HINO Colombia.