El Jaguar I-PACE, totalmente eléctrico, logró una calificación de seguridad Euro NCAP de cinco estrellas, confirmándolo como uno de los vehículos más seguros en la carretera.

El primer SUV de rendimiento eléctrico de Jaguar obtuvo un 91% en protección de ocupantes adultos, 81% en protección de ocupantes infantiles y 81% en asistencia de seguridad. I-PACE obtuvo los puntos máximos tanto para el impacto de barrera lateral como para la prueba de polo lateral más severa, con una buena protección de todas las áreas críticas de la carrocería.

Esta última calificación significa que los tres miembros de la familia PACE, de SUVs de Jaguar, E-PACE, F-PACE e I-PACE, tienen la calificación máxima de cinco estrellas de Euro NCAP, lo que demuestra el compromiso de Jaguar en diseñar los autos familiares más seguros. I-PACE es el décimo modelo consecutivo del mayor fabricante de vehículos de Gran Bretaña en recibir cinco estrellas.

Simon Black, Líder de Proyectos de Ingeniería y Carrocería Jaguar Land Rover dijo: “El Jaguar I-PACE ha recibido premios por su diseño, rendimiento y manejo. Este último premio de Euro NCAP confirma las excepcionales normas de seguridad del I-PACE. El SUV ha sido diseñado por expertos con una estructura de cuerpo de aluminio liviano y un paquete de baterías integrado para brindar una excelente protección contra choques para los ocupantes. La seguridad es nuestra mayor prioridad y es fantástico ver que los resultados de Euro NCAP reflejan esto”.

Jaguar I-PACE Global Drive, Portugal, 2018

La estructura de cuerpo de aluminio ligero de I-PACE ofrece niveles de rigidez inherentemente altos, y cuando se combina con el paquete de batería integral, protegido por un marco de aluminio estructural, brinda la mayor rigidez torsional de cualquier Jaguar, a 36 kNm por grado.

Los aspectos más destacados del diseño de la carrocería incluyen el primer uso en la industria de piezas forjadas de aluminio y las primeras aplicaciones de Jaguar de tratamiento térmico posterior a la forma para aumentar la resistencia de las aleaciones de aluminio utilizadas en áreas críticas.

El I-PACE, también cuenta con tecnologías de seguridad avanzadas para proteger a los usuarios de las carreteras y peatones. Las tecnologías incluyen un capó desplegable y frenado autónomo de emergencia con detección de peatones y ciclistas. Jaguar también diseñó un sistema único de alerta de vehículo audible (AVAS) para su primer vehículo eléctrico que advierte a los usuarios de la carretera cuando se acerca el vehículo. El sonido se puede escuchar a velocidades de hasta 20 km / h y supera el mínimo de 56dB (A) requerido por la futura legislación europea. El sistema se probó junto con miembros de Guide Dogs for the Blind, la organización benéfica líder del Reino Unido para personas afectadas por la pérdida de la vista.

Además de las tecnologías de seguridad, el SUV de rendimiento ofrece un conjunto completo de sistemas avanzados de asistencia al conductor, incluido el Control de Crucero Adaptativo con asistencia de dirección, Asistencia de Punto Ciego y Ayuda de estacionamiento de 360°.