El techo de un auto pesa, aproximadamente, 10 kilogramos. No es necesario ser un superhéroe para levantar ese peso. Pero, para levantarlo con agilidad y precisión, la fábrica de Nissan, en Resende, Brasil, cuenta con una ayudante especial: la Señora Tetoboto.

Ella es uno de los más de 90 robots del Complejo Industrial de Nissan, una familia que va a crecer aún más. El nombre “Tetoboto” viene de la unión de las palabras las palabras “teto” (techo, en portugués) y “boto” (algo similar a la manera como los japoneses dicen la palabra “robot”, algo así como “roboto”).

¿Trabajo con precisión? Para esto, Nissan llama a la señora Tetoboto

La señora Tetoboto es la protagonista del primero vídeo de la serie “Re-BOT: la familia de robots de la fábrica de Nissan en Resende”, que va a presentar unos de los robots en de la fábrica del sur de Río de Janeiro.

La señora Tetoboto es tres en uno: retira el techo en una plataforma, arma la pieza sobre la carrocería y aplica 10 puntos de soldadura. Todo esto en sólo 85 segundos. Con esto los operadores tienen un control más eficaz de los procesos de producción en el área de carrocería de la fábrica.

La tecnología e innovación son elementos distintivos de la marca Nissan, y como resultado, sus vehículos garantizan calidad japonesa que permanece durante el ciclo completo de vida.