LIQUI MOLY, el especialista en aceites y aditivos, añade un nuevo trofeo a su colección. Durante Automechanika, la feria internacional de muestras en Alemania, la empresa fue distinguida como “Mejor marca para talleres profesionales” en la categoría de aceites y lubricantes. Con ello, y por tercera vez, el especialista en química del automóvil ha sido alzado al primer puesto por los lectores de la editorial Huss.

“Terceras elecciones, tercera victoria, mejor imposible”, afirma sin ambages Peter Baumann. Él es el responsable del marketing global para LIQUI MOLY y encargado de recoger el premio “Mejor marca para talleres profesionales” en Automechanika. Cada dos años se celebra en Fráncfort la feria de muestras más importante para piezas de repuestos y de desgaste. Desde 2014, la editorial Huss convoca elecciones entre los lectores de su publicación especializada Profi Werkstatt y aprovecha la feria como foro para su entrega de premios. LIQUI MOLY no ha dejado de formar parte de la lista de ganadores desde entonces.

Tan sólo en este año, el especialista en lubricantes ha ganado siete elecciones: una de ellas fue en la revista de automóviles con mayor tirada en Alemania. Aún así, no se permiten caer en la rutina: “Todos año esperamos con gran emoción para constatar si hemos podido revalidar nuestros títulos”, en palabras del director de marketing, que añade: “A fin de cuentas se trata de una distinción para todo el equipo de LIQUI MOLY, porque todos han participado de una manera u otra en este éxito”.

Es más, estos resultados son de gran importancia para LIQUI MOLY, porque los votantes se interesan con gran intensidad por el sector del automóvil y vehículos industriales y a la vez se identifican con él. “Los lectores de la publicación especializada Profi Werkstatt son profesionales de carne y hueso, que en su trabajo diario utilizan unos productos, sobre los que han dado su opinión. Por ello le damos gran importancia a este galardón”, añade el responsable de marketing.

Y es que además, el mercado de los vehículos industriales se caracteriza por una competitividad especialmente dura. Domina la oferta, no la demanda. Más de 200 marcas se presentaron a 22 categorías. Se emitieron más de 20.000 votos. Esta variedad pone de relieve el papel que tienen las marcas a la hora de la toma de decisiones. Peter Baumann: “Ayudan en la orientación y, a la hora de elegir el producto, añaden un beneficio adicional emocional y colocan la base para la confianza.”