Jaguar Land Rover ha adaptado ‘ojos virtuales’ en vehículos autónomos para comprender cómo los humanos confiarán en los vehículos sin conductor, ya que los estudios de investigación sugieren que hasta un 63% de los peatones se preocupan por cuán seguro será cruzar la carretera en el futuro.

De cara amistosa, los “ojos virtuales” tienen un trabajo vital: ayudar a determinar cuánta información deberán compartir los futuros vehículos sin conductor con usuarios o peatones para garantizar que las personas confíen en la tecnología.

Como parte del proyecto de ingeniería, Jaguar Land Rover ha contado con la ayuda de un equipo de psicólogos cognitivos para comprender mejor cómo el comportamiento de los vehículos afecta la confianza humana en las nuevas tecnologías. Los juicios de confianza forman parte del proyecto Autodrive, promovido por Jaguar Land Rover con apoyo del gobierno de Reino Unido.

Los dispositivos inteligentes se ejecutan de forma autónoma en una escena callejera fabricada en Coventry, mientras que el comportamiento de los peatones es analizado al cruzar la calle. Los ‘ojos virtuales’ han sido ideados por un equipo de ingenieros avanzados que trabajan en la división de Movilidad Futura de Jaguar Land Rover. Los dispositivos buscan al peatón, parecen “mirar” directamente hacia ellos, lo que indica a los usuarios de la carretera que los han identificado y tienen la intención de tomar las medidas necesarias.

Los ingenieros registran los niveles de confianza en la persona antes y después de que el dispositivo haga un “contacto visual” para saber si genera suficiente confianza de que se detendrá. Estudios previos sugieren que el 63% de los peatones y ciclistas dicen que se sentirían menos seguros al compartir la carretera con un vehículo autónomo*.

La seguridad sigue siendo la prioridad número uno ya que Jaguar Land Rover invierte en tecnología autónoma, convirtiéndose en líderes automotrices en movilidad autónoma, conectada, eléctrica y compartida. La prueba está alineada con los objetivos estratégicos a largo plazo de la marca: hacer que los automóviles sean más seguros, liberar tiempo de las personas y mejorar la movilidad para todos.

Pete Bennett, Director de Investigación de Movilidad Futura de Jaguar Land Rover, dijo: “Es una segunda naturaleza mirar al conductor del vehículo que se aproxima antes de entrar a la carretera. Comprender cómo se traduce esto en el mundo más automatizado del mañana es importante. Queremos saber si es beneficioso proporcionar a los seres humanos información sobre las intenciones de un vehículo o si simplemente es suficiente que el peatón sepa que ha sido reconocido para mejorar así la confianza”

Las pruebas son parte de un estudio más amplio que explora cómo los vehículos autónomos conectados en el futuro pueden reproducir el comportamiento humano y las reacciones al conducir. Como parte del estudio, se han estudiado más de 500 personas de prueba que interactúan con las cápsulas autodirigidas, diseñadas por Aurrigo, socio de UK Autodrive.