Los argumentos principales fueron el dinamismo y la seguridad frente a los todoterreno habituales y la posición de conducción más elevada frente a los vehículos tradicionales.

A día de hoy nadie duda de la importancia que los coches BMW X tienen para la marca. En 2019 llegará el primer BMW X7 de la historia, redefiniendo el concepto de excelencia en el segmento de los SAV; a su vez, el primer BMW X2 se presentaba a la prensa nacional a principios de 2018 y en la actualidad, BMW tiene en su catálogo un total de siete modelos (incluyendo estos dos últimos), así como variantes deportivas firmadas por BMW M GmbH e híbridas enchufables de BMW iPerformance.

Gracias al éxito generado desde el primer BMW X5, en la actualidad 1/3 de las ventas a nivel mundial pertenecen a coches de esta familia. Todo ello comenzó con el primer BMW X5 hace casi 20 años.

El primer BMW X5 (E53). 1999-2006. 

El primer BMW X5 de la historia puso en valor el segmento SAV a nivel mundial y estrenaba la más moderna y avanzada tracción a las cuatro ruedas y control dinámico de estabilidad (DSC). La carrocería autoportante y la suspensión independiente ayudaron a desarrollar un dinamismo y seguridad sin precedentes así como el freno automático del diferencial (ADB-X) y el control de descenso de pendientes (Hill Descent Control).

El BMW X5 de primera generación medía 4,66 metros de largo, 1,72 metros de alto y 1,87 metros de ancho. Curiosamente estas proporciones indicaban que era un poco más corto que un BMW Serie 5 de la época y más ancho que un BMW Serie 7. En el lanzamiento llegó solo un propulsor: el BMW X5 4.4i, con motor V8 y 286 CV de potencia máxima, aunque posteriormente se introdujeron mejoras a nivel de tracción y mayor oferta mecánica. De esta versión se vendieron más de 600.000 unidades en todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

El segundo BMW X5 (E70) 2006-2013
Tras el éxito cosechado en la primera generación, el segundo BMW X5 era más dinámico gracias a mejoras incluidas en el sistema de tracción y de estabilidad. Elevó a nuevo nivel la calidad de acabados y estrenó tecnologías pioneras para un SAV como el Adaptive Drive (estabilizador de inclinación de la carrocería con amortiguación adaptativa) y el BMW Head-Up Display. También fue el primer SAV del mundo en usar neumáticos runflat.

El BMW X5 de segunda generación podía disponer de hasta 7 plazas, siendo el primer BMW en poder transportar a 7 pasajeros. En la actualidad, tanto el nuevo BMW X5 como el BMW Serie 2 Gran Tourer y próximamente el nuevo BMW X7 son capaces de tal mérito. Esto era posible gracias al mayor tamaño del modelo, pasando a medir 4,85 metros de largo, 1,76 metros de alto y 1,93 metros de ancho.

Con la segunda generación llegó el decenio del modelo y hasta ese momento se habían vendido más de 845.000 unidades en todo el mundo, confirmando el éxito de la apuesta por el nuevo segmento. El BMW X5 de segunda generación estuvo vigente hasta 2013 y se vendieron más de 700.000 unidades en todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

El tercer BMW X5 (F15). 2013-2018
El tercer BMW X5 ha estado vigente durante los últimos cinco años y, una vez más, hubo un salto de calidad en cuanto a materiales del interior e innovación técnica y tecnológica. Los modos de conducción del selector Driving Experience Control permitían seleccionar entre modos de conducción, incluyendo ECO PRO que maximizaba la eficiencia. Los BMW X5 de tercera generación se construyeron cumpliendo con la normativa EU6. El coche era más ligero y con una aerodinámica optimizada respecto a la generación anterior, llevando la eficiencia en el ADN del vehículo. El primer BMW híbrido enchufable llegó en el BMW X5 xDrive40e. A día de hoy, BMW dispone de híbridos enchufables en la Serie 2, Serie 3, Serie 5, Serie 7 y X5 de BMW y el MINI Countryman Cooper S E.

BMW ConnectedDrive expandió las posibilidades de conectividad elevando a un nuevo nivel la forma en que el usuario, el coche y el entorno interactúan. Y las asistencias a la conducción mejoraron ofreciendo nuevas visualizaciones de cámaras, luces LED autoadaptables, cámara de visión nocturna BMW Night Vision con detección de personas y animales y Driving Assistant Plus con control de crucero adaptativo entre otros de los muchos equipamientos del BMW X5.

La versión BMW X5 M llegó a los 575 CV de potencia máxima siendo el BMW M más potente de la generación hasta la llegada de las versiones especiales y paquetes de competición para el BMW M5 y BMW M6 (600 CV). Esta generación, a pesar de ser la menos longeva de las tres, cosechó un éxito de ventas sin precedentes: casi 760.000 unidades en todo el mundo.

 

 

 

 

 

 

El nuevo BMW X5 (2018)
En todo el mundo se han vendido más de 2.100.000 unidades de BMW X5. La cuarta generación estrena los últimos avances en conectividad gracias al sistema operativo 7.0 y asistencias a la conducción de última generación como Driving Assistant Professional y Parking Assistant Plus, con el nuevo asistente de marcha atrás que es capaz de recorrer los últimos 50 metros recorridos hacia delante para facilitar las maniobras de salida de huecos estrechos. Además, es el primer SAV del mundo en estrenar tecnologías como los faros BMW Laser cuyo alcance es de 600 metros.

Destaca también por el nuevo paquete xOffroad con modos de conducción específicos para cada circunstancia fuera de asfalto y por la suspensión neumática adaptativa en los dos ejes con 80 mm de recorrido.

El nuevo BMW X5 parte de 239.900.000 pesos y en 2019 se estrenará una versión híbrida conectable, entre otras novedosas motorizaciones.