Un año sólido para el fabricante de autos deportivos de Stuttgart: Porsche AG estableció un nuevo récord de ventas en 2018 al entregar 256.255 vehículos en todo el mundo, lo cual representa un crecimiento de cuatro por ciento en comparación con el año anterior.

De la serie de modelos, el Panamera registró el mayor crecimiento porcentual con un incremento de 38 por ciento para alcanzar las 38.443 unidades. El 911 también registró un aumento de dos dígitos: a pesar de presentar en noviembre la octava generación del icónico deportivo, el número de sus entregas creció 10 por ciento para llegar a 35.573 vehículos.

“La fascinación que ejerce 911 es más fuerte que nunca”, dijo Detlev von Platen, Miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Ventas y Marketing. “Acabamos de celebrar el estreno mundial del nuevo 911 a finales de año en el Salón del Automóvil de Los Ángeles y, sin embargo, nuestro ícono auto deportivo inspiró una vez más a más clientes en 2018 que en el año anterior”. Por volumen de ventas el modelo más exitoso fue el Macan, con 86.031 entregas, justo por delante del Cayenne, con 71.458 unidades.
China: de nuevo el mayor mercado individualEl mercado chino se mantuvo nuevamente en la pole position de entregas en 2018. El crecimiento en este país alcanzó 12 por ciento, para un total de 80.108 unidades.

En segundo lugar se ubicó Estados Unidos, con un aumento de tres por ciento que le llevó a 57.202 unidades. Las entregas en Europa se situaron ligeramente por debajo de las cifras del año anterior.

“El cambio a los nuevos Procedimientos Mundialmente Armonizados para Pruebas de Vehículos Ligeros (WLTP, por sus siglas en inglés) y los filtros de partículas de gasolina en Europa significaron que enfrentáramos desafíos importantes en el cuarto trimestre de 2018, y estos se seguirán sintiendo en la primera mitad de 2019. Además, dejamos de ofrecer modelos con motores diésel en febrero de 2018”, dijo Detlev von Platen.