Lo que inició como un simple entretenimiento para los consumidores de pasteles de la empresa Frisbie Pie Company en EE.UU., que se lanzaban entre sí el plato metálico en que venía servido el alimento, es hoy una de las disciplinas deportivas de mayor popularidad y crecimiento en su práctica en los campus universitarios del mundo.

El deporte del ultimate frisbee, que se originó como actividad recreativa y fue evolucionando conceptual y técnicamente hasta hoy en día, desde sus comienzos en la década de los sesenta cuando salió el primer modelo profesional del disco volador, se proyecta actualmente como posible deporte olímpico para el año 2024, luego del reconocimiento deportivo por parte del Comité Olímpico Internacional (COI) en 2015.

Actualmente, la disciplina hace parte del programa de los World Games, que reúne deportes alternativos y es un escalón previo a los tradicionales Juegos Olímpicos. Su competencia es respaldada por la Federación Mundial del Disco Volador y otros organismos como la Federación Internacional de Deportes Universitarios (Fisu).

En Colombia, como ocurrió en Estados Unidos con las universidades, el crecimiento de este deporte está estrechamente asociado con EAFIT, que desde el año 2003 apuesta a la práctica de esta disciplina con la organización de competencias universitarias y colegiales como el Torneo Ultimate de Oro.

Con esta experiencia de 15 años en el deporte del disco volador, entre el martes 25 y el sábado 29 de septiembre la Institución realiza la Copa Internacional Universitaria Ultimate de Oro 2018 de carácter mundial por la participación de seleccionados femeninos y masculinos de seis países, entre las que se destacan potencias como Estados Unidos y Venezuela, además de los actuales campeones en los Juegos Universitarios Nacionales de la Asociación Colombiana de Universidades.

“El juego es bastante sencillo. El que lo inventó se aseguró de incluir elementos de diferentes deportes. Un principio fundamental es que es autoarbitrado, en todo tipo de instancias, incluso en el ámbito mundial. Eso significa que cada deportista es responsable de aplicar las normas, entonces si hay una falta, un contacto, alguien pisa afuera o camina, esas cuestiones las tiene que llamar el jugador. Ese principio se llama espíritu de juego”, expresa Mauricio Moore, entrenador de la Selección Colombia de ultimate y uno de los principales promotores de este deporte en el país.

Fue un estudiante, precisamente, David Leiwant, quien bautizó el juego como ultimate, descrito como la máxima experiencia deportiva, ya que reunía lo mejor de otras populares disciplinas como el baloncesto y el fútbol americano. Y lo más singular de todo, un deporte autorregulado donde no existen árbitros y prima el espíritu del juego limpio.

“Las expectativas para la competencia son altas. Cada uno de los jugadores viene de una universidad diferente. Hicimos unos ´tryouts´ (audiciones) para ver los seleccionados. Tuve la oportunidad de competir el año pasado y ahora el torneo está más duro, hay menos equipos, pero todos son más fuertes. Colombia nos lleva como 10 años de diferencia, pero en esta década hemos estado creciendo muy rápido. Venir a competir es lo mejor, nos ha hecho crecer como jugadores”, expresa César Cedeño, jugador de la selección de Panamá, estudiante de Diseño de Interiores en la Universidad Interamericana (UIP).

¿Cómo se juega el ultimate?
Para competencias oficiales como la Copa Internacional Universitaria Ultimate de Oro 2018, las reglas del deporte son estipuladas por la Federación Internacional del Disco Volador. En este deporte competitivo, que se juega en equipos de siete personas y donde no existe el contacto entre los jugadores, el objetivo es llevar el disco hasta la zona de gol marcada en el campo de juego, de manera similar a una anotación (touchdown) en el fútbol americano.

El terreno de juego es similar a las dimensiones de una cancha de fútbol, de forma rectangular con 100 metros de largo y 37 de ancho. Se puede practicar en superficies como el césped, la pista y la arena, siendo actualmente muy practicado en las playas. En un partido gana quien llegue primero a un marcador pactado —en el caso de Ultimate de Oro es de 15 goles— o cuando se acabe el tiempo determinado por la organización.

Por su parte, el movimiento del disco puede ser en cualquier dirección con la única condición de que el jugador no corra ni camine con este en las manos. La persona que tiene el disco —el lanzador—, tiene 10 segundos para dar el mejor pase mientras su oponente cuenta en voz alta los segundos.

Con respecto al cambio de posesión del disco, se da cuando el frisbee es interceptado o bloqueado por el equipo rival, o este sale fuera del campo de juego o se le cae a un jugador que no logra hacer una buena recepción. En estos movimientos se expresan las fases defensiva y ofensivas del ultimate.

Uno de los aspectos más relevantes de este deporte es su espíritu, basado en el principio del juego justo que resalta su deportividad. Por esta razón, el arbitraje le corresponde a cada jugador, que cada vez que existe contacto concilia con su rival para la solución de la jugada. Si la falta provoca la pérdida de posesión del disco, el juego continúa con una nueva ofensiva. Si no hay acuerdo entre los jugadores, la jugada vuelve al inicio y se repite.

“El espíritu de juego tiene una gran incidencia. En los torneos se van llevando dos marcadores, el de juego y el espíritu de juego, al final se premia al equipo con mayor espíritu. En muchos otros deportes se mide el fair play, pero no le prestan tanta atención, aquí tiene un valor fundamental porque se considera que quien gana un torneo, esa victoria tiene valor dependiendo del promedio en su espíritu de juego”, señala el entrenador Mauricio Moore.

Los juegos de este miércoles en el torneo de EAFIT
Para la segunda fecha de competencia, este miércoles 26 de septiembre, la programación deportiva de la Copa Internacional Universitaria Ultimate de Oro 2018, dispuesta en las dos canchas de EAFIT, tiene la disputa de 12 juegos en la categoría masculina y femenina.

A primera hora —desde 9:00 a.m. a 12:30 p.m.— los equipos femeninos de EAFIT, Colombia Máster (equipo conformado por deportistas egresadas) y Politécnico Jaime Isaza Cadavid se enfrentan a Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá), selección de Venezuela y Panamá, respectivamente. Por su parte, los equipos masculinos de EAFIT, Universidad del Tolima y Estados Unidos juegan contra los colectivos universitarios de Chile, Panamá y Venezuela.

En la jornada vespertina, las mujeres de EAFIT (actuales campeonas del Ultimate de Oro), la Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá) y Colombia Máster juegan contra los seleccionados universitarios de Venezuela, Panamá y Politécnico Jaime Isaza Cadavid, este último uno de los equipos con más tradición competitiva en el torneo. Paralelamente, los equipos masculinos de EAFIT, Universidad del Tolima —actual campeón del torneo— y Portugal se enfrentan a los elencos de Panamá, Chile y Venezuela.

La primera fecha de la Copa Internacional, jugada ayer martes 25 de septiembre, dejó como ganador en categoría masculina a EAFIT (14-11) sobre la Universidad del Tolima, Panamá (15-0) sobre Chile y USA (15-6) sobre Portugal. En femenino, el equipo Colombia Máster (12-11) derrotó a EAFIT. Por su parte, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid (15-11) ganó a la Universidad Javeriana y Venezuela (14-12) hizo lo mismo con Panamá.

Mayores informes para periodistas
Alejandro Gómez Valencia
Periodista Área de Información y Prensa EAFIT
Teléfono: 574 2619500 ext. 9931
Correo electrónico: jgomez97@eafit.edu.co

Última modificación: miércoles, 26 de septiembre de 2018

 

Escriba su opinión sobre este artículo