Volvo Cars llega este año a Automobility LA con una primicia mundial: ni un solo vehículo en el stand. En cambio, la compañía demostrará su visión, redefiniendo lo que puede ser un automóvil.

Desde que comenzaron los Motor Shows, el automóvil siempre ha sido una pieza central, en un escenario giratorio o cubierto con un pijama de seda. Actualmente, los vehículos y la industria están cambiando, y también lo están haciendo las expectativas de quienes utilizan los vehículos. En Automobility LA -a celebrarse en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos- Volvo Cars refleja estos cambios.

La manera en la que los consumidores experimentan una marca de automóviles es hoy más importante que el cromo, el cuero y los caballos de fuerza. Así que en el stand de Volvo Cars, los visitantes mirarán hacia el espacio central donde esperan encontrar un vehículo, y en su lugar verán una declaración simple pero sorprendente: «This Is Not A Car» («Esto No Es Un Vehículo»).

«Al titular la feria comercial como Automobility LA, los organizadores reconocen la disrupción que afecta a nuestra industria», expresó Måren Levenstam, responsable de la estrategia de producto de Volvo Cars. «Queremos demostrar que recibimos el mensaje e iniciamos una conversación acerca del futuro de la movilidad. Entonces en lugar de traer un Concept Car, hablaremos sobre el concepto de un carro. No vamos a ganar este año el premio al “Carro del Autoshow”, pero estamos cómodos con ello. Porque este no es un Car Show», agregó.

Adicionalmente a esta poderosa declaración, Volvo Cars mostrará una serie de acciones interactivas de servicios de conectividad, tales como in-car delivery, el uso compartido del automóvil, su visión de la conducción autónoma según el concepto Volvo 360c, y el servicio de vehículos por suscripción Care by Volvo.

«Nuestra industria está cambiando. En lugar de dedicarnos solamente a construir y vender carros, brindaremos a nuestros clientes la libertad de moverse en un camino más personal, sostenible y seguro», expresó Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars. «Ofrecemos a nuestros clientes acceso a vehículos, incluyendo nuevos y atractivos servicios cuando y donde lo deseen», prosiguió.

Volvo Cars cree realmente en el poder de las alianzas estratégicas. Con sólidas firmas de tecnología como Amazon, Google y Nvidia, así como con empresas emergentes como Luminar y Zenuity, Volvo Cars demuestra una interacción innovadora con nuevos tipos de socios.

Con Freedom to Move, el nuevo propósito de la compañía, que invita a moverse libremente en una ruta personal, sostenible y segura, Volvo Cars marca la dirección para el futuro. A mediados de la próxima década la mitad del volumen anual de vehículos será completamente eléctrico, un tercio será autónomo, y además, Volvo Cars establecerá más de 5 millones de relaciones directas con los consumidores.