Innovadora constante y apostando a un futuro más armónico con el medio ambiente, Volvo Cars continúa firme en su recorrido hacia la electrificación total de sus vehículos, una estrategia que fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas.

La automotriz sueca, caracterizada por su concepción de lujo basado en el bienestar de las personas, ofrece en Colombia sus modelos híbridos Volvo XC60 T8 y Volvo XC90 T8 como abrebocas a lo que significa esta propuesta de electrificación: a partir de 2019 todos los modelos nuevos de Volvo Cars incluirán un componente eléctrico en sus motorizaciones.

La Volvo XC60 T8 y la Volvo XC90 T8, las estrellas híbridas enchufables de Volvo Cars disponibles en el mercado local, incluyen un motor Drive-E, que alcanza 407 Hp, y una aceleración de 0 a 100 Km/h en sólo 5,3 segundos. Están disponibles en versiones Inscription y R-Design.

El corazón híbrido de ambas camionetas incluye un motor a gasolina de 4 cilindros en línea con turbocargador y supercargador, capacidad de 1.969 cm³ y tracción delantera, que ejerce una potencia de 320 Hp, torque de 400 Nm y emisiones bajo la regla Euro VI.

Completa la propuesta un motor eléctrico de 400 voltios de tracción trasera, que utiliza una batería de Litio y alcanza una potencia de 87 Hp y un torque de 240 Nm, además no produce emisiones de C02. Este motor eléctrico se carga fácilmente, sin complicaciones y como si se tratara de un teléfono celular, en una toma de 110 voltios entre 5 y 7 horas, mientras que en una toma de 220 voltios lo hará entre 2,5 y 3,5 horas.

Ambos motores inteligentes se activan a medida, durante la conducción, dependiendo de las necesidades de la marcha. Por supuesto, las características de lujo, confort y toda la vanguardia presente en las tecnologías de seguridad, conducción semiautónoma e infoentretenimiento que caracteriza a los vehículos de Volvo Cars, se intensifican con estos motores híbridos, su doble energía y emoción.

Volvo Cars que recientemente anunció que uno de sus grandes objetivos es que para 2025 la mitad de sus ventas correspondan a vehículos eléctricos, apuesta a que Colombia se convierta en una de las plazas más importantes para la movilidad limpia en la región suramericana. Bogotá y Medellín, son las ciudades que ya son testigos de la evolución de Volvo Cars hacia el futuro eléctrico con la introducción de la XC60 T8 y la XC90 en sus carreteras.

«Queremos estar siempre un paso adelante para ofrecer las mejores alternativas para todos, eso pensando en mejorar siempre la vida de las personas, lo que es para nosotros el verdadero lujo. Aunque evidentemente hay que mejorar la infraestructura para lograr una masificación de vehículos eléctricos, sabemos que Colombia apostará por la ruta del desarrollo basado en la innovación y en la armonía ambiental. De esta manera, crecerá el mercado local en cuanto a vehículos impulsados por energías más limpias», explicó Fernando Pardillo, director de Volvo Cars para Colombia.

«Con nuestros híbridos, muy apreciados por los bogotanos y los antioqueños, preparamos el camino hacia la electrificación total, que iniciará paulatinamente desde 2019 con la introducción del primer vehículo eléctrico de Volvo en el mercado mundial», finalizó.